Mitos y leyendas del café

Mitos y leyendas del café

La mayoría de las leyendas misteriosas nos han venido de los países orientales. Mitos y Leyendas sobre el café han surgido en todos los países de Arabia.

De las leyendas sobre el descubrimiento del café y su utilización como bebida, la más difundida y aceptada es la del pastor Kaldi, que procede de la parte nororiental de África, (de la península Arábiga) y que relata como un joven pastor que conducía su rebaño, bajo el ardiente sol del verano por la región de Kaffa, abatido por el intenso calor, llegó a un valle pequeño y fértil; donde los animales rendidos por el  hambre se pusieron a comer las hojas y los frutos rojos de un arbusto de color verde intenso. El joven las miraba a lo lejos complacido. Cuando de pronto, como poseídas, las cabras empezaron a correr y saltar con una euforia desbordante.

Temeroso de que fuera parte de su imaginación o peor aún, una treta del demonio, el joven pastor cogió un puñado de frutos y se dirigió al superior de un convento cercano a su campo de pastoreo, quien preparó una infusión que resultó tan desagradable que el fraile arrojó al fuego el contenido de la vasija. La combustión de los granos desprendió de éstos un aroma tan agradable, que el religioso probó a preparar una infusión con los granos tostados, de la que todos disfrutaron con placer y por cuyos efectos pudieron dedicar más horas de la noche a la oración sin que les acosara el sueño.

Desde entonces, la costumbre se hizo ley. Cada día a la hora del rezo los monjes se tomaban una taza de khave. Esta era una bebida humeante y perfumada enviada por Alá para ayudarles en el cumplimiento de sus deberes.

”El café tal como lo conocemos hoy en día, acababa de nacer”

“Esta bebida de Satanás es tan deliciosa que sería una pena dejar a los infieles el deleite exclusivo de tomarla. Hay que engañar al diablo y convertirla en cristiana”.

Si, como cuentan las crónicas, el Papa Clemente VIII (1536-1605) no hubiera rechazado de esta manera la propuesta de los teólogos que pretendían excomulgar el café (un brebaje hereje, traído por los mahometanos), es probable que nunca se hubieran llegado a consumir los 400.000 millones de tazas anuales  que  se  toman  actualmente  en el mundo (14.000 millones de ellas en España).

De origen árabe y consumo universal, el café ha generado un millonario negocio que crece a un ritmo galopante. Hoy en día no se trata de beberlo para despertarse por las mañanas. Sino de relajarse y gozar con su aroma y su sabor. La bebida que alienta la tertulia, agudiza los sentidos y mejora la salud, gana adeptos día a día.

Cuesta creerlo, pero suecos y finlandeses están más “enganchados” que nosotros; cada uno de ellos consume anualmente 12 kilos, frente a los 3,7 que toma cada español.

2018-10-18T07:55:46+00:00

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener información estadística, mostrar publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, así como para interactuar en redes sociales. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies.

Cerrar