Mitos y leyendas del café

 

La mayoría de las leyendas misteriosas nos han venido de los países orientales. Mitos y Leyendas sobre el café han surgido en todos los países de Arabia.

De las leyendas sobre el descubrimiento del café y su utilización como bebida, la más difundida y aceptada es la del pastor Kaldi, que procede de la parte nororiental de África, (de la península Arábiga) y que relata como un joven pastor que conducía su rebaño, bajo el ardiente sol del verano por la región de Kaffa, abatido por el intenso calor, llegó a un valle pequeño y fértil; donde los animales rendidos por el  hambre se pusieron a comer las hojas y los frutos rojos de un arbusto de color verde intenso. El joven las miraba a lo lejos complacido. Cuando de pronto, como poseídas, las cabras empezaron a correr y saltar con una euforia desbordante.

Temeroso de que fuera parte de su imaginación o peor aún, una treta del demonio, el joven pastor cogió un puñado de frutos y se dirigió al superior de un convento cercano a su campo de pastoreo, quien preparó una infusión que resultó tan desagradable que el fraile arrojó al fuego el contenido de la vasija. La combustión de los granos desprendió de éstos un aroma tan agradable, que el religioso probó a preparar una infusión con los granos tostados, de la que todos disfrutaron con placer y por cuyos efectos pudieron dedicar más horas de la noche a la oración sin que les acosara el sueño.

Desde entonces, la costumbre se hizo ley. Cada día a la hora del rezo los monjes se tomaban una taza de khave. Esta era una bebida humeante y perfumada enviada por Alá para ayudarles en el cumplimiento de sus deberes.

 

 

Comparte este post con tus amigos y familiares:
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on pinterest
Pinterest
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email