Clasificación mundial del café

En el comercio internacional, la  O.I.C.  Organización Internacional del Café, organismo que reúne a los principales países productores, ha establecido la siguiente clasificación mundial:

clasificación mundial del café

Originario de Etiopía, es la variedad más antigua, extendida y apreciada por su excelente calidad. Su cultivo es más delicado y requiere mayores cuidados ya que es más susceptible a las enfermedades, plagas y heladas. Representa casi el 70% de la producción mundial.

Su floración se produce al tercer año de la plantación. En condiciones normales, seis años después de la primera floración la planta se encuentra en pleno rendimiento. Cinco kilos de fruto, que una vez procesados representan aproximadamente un kilo de café. Los mejores granos se cosechan en alturas superiores a los 1.500 metros de altitud, requiere temperaturas entre 15 y 25 grados, iluminación abundante, vientos moderados y lluvias frecuentes. Los arbustos de arábica florecen después de la temporada de lluvias, luego deben de transcurrir aún nueve meses para que el fruto madure. Sus frutos son ligeramente elípticos, suaves, levemente agrios, de color verde oliva, de corteza lisa, e intenso perfume.

La planta del café, “cafeto”, pertenece a la familia de las rubiáceas, y al género “coffea”. Este comprende unas setenta especies, de las cuales en la actualidad dos son las más importantes en la producción comercial del café.

El fruto del café se denomina baya o cereza, porque tiene la misma forma, tamaño y color. Debajo de la piel brillante de color rojo está la pulpa, sustancia amarillenta dulce que rodea a los granos de café que son las semillas. Normalmente hay dos granos por baya, enfrentados por su cara plana. Cada grano esta encajado en una funda protectora de color crema y forma de alubia llamada pergamino, que mantiene el grano separado de la pulpa.

Café Arábica

cafés arábica

Café Robusta

Café arábica

Originaria de Zaire, su interés económico es muy grande por cuanto puede cultivarse en terrenos bajos. Su cultivo no es tan delicado como ocurre en el caso del Arábica. Esto es porque es una planta más precoz, resistente y productiva, soporta mejor las variaciones de temperatura y necesita menos altitud para su cultivo, alrededor de unos 500 metros.  Representa el 30% del total de la producción mundial.

Su floración se produce al segundo año de la plantación y la primera recolección, como en el Arábica, se produce al siguiente año, pero no es hasta el sexto cuando se obtiene un rendimiento normal. Sus frutos son redondeados, amargos, fuertes de mayor contenido en cafeína, color marrón claro, corteza lisa y poco aromáticos. Resultando así más áspero en la taza.

Por otro lado, los cafés lavados deben su nombre no al tipo de café. Sino al tratamiento al que son sometidas sus cerezas:

Los cafés Lavados son aquellos cuyas cerezas son tratadas por “Vía Húmeda”. La mayoría de los cafés tratados por este sistema son de la variedad Arábica.

Los cafés No Lavados son aquellos que son tratados por “Vía Seca”. La mayoría de los cafés tratados por este sistema son de la variedad Robusta. Aunque también se someten a este proceso algunos Arábicas.

Se conocen como Suaves Colombianos, cafés arábicas y lavados. Estos se producen principalmente en Colombia, Kenia, y Tanzania. Ya que las características climáticas de estos países permiten ofrecer cosechas muy homogéneas.

Otros Suaves. Se trata también de cafés Arábicas Lavados aunque producidos principalmente en Centro América. En países tales como Costa Rica, Guatemala, México, entre otros.

2018-10-25T14:58:21+00:00

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener información estadística, mostrar publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, así como para interactuar en redes sociales. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies.

Cerrar